Argentina

María: «En una sociedad en la que los derechos del niño no son vulnerados, no deberían existir los institutos de régimen cerrados»

¿Desde cuándo trabajas con educación en contextos de encierro?

Trabajo desde el año 2007, en un Instituto de Régimen Cerrado de Menores Niñas.

¿Cuáles son los desafíos que encuentras para ejercer su trabajo en dichos contextos?

La violencia institucional, creo que es el mayor obstáculo y desafío que se impone a la educación en contextos de encierro.

¿Qué tipo de apoyo necesitas para mejor realizar su trabajo?

La falta de recursos y la falta de espacios son fundamentales a la hora de llevar adelante un verdadero proyecto educativo. De todos modos, todo educador en contextos de privación de la libertad sabe o debería saberlo a que se enfrenta al momento de esta elección.

¿Cómo evalúas la formación de maestras/os para la educación en contextos de encierro y qué recomendaciones harías al respecto?

Existe falta de formación específica. Muchos dicen que trabajar en una cárcel es como trabajar en una escuela común. Esa sería la primera y gran equivocación, pues una cárcel o un instituto de régimen cerrado no es lo mismo que trabajar en una escuela, donde los alumnos están en libertad.

¿Qué te gusta y qué cambiarias en la educación en contextos de encierro hoy en día?

La educación en contextos de encierro o privados de la libertad, me permite buscar nuevas estrategias. Es el lugar donde el docente pone al máximo sus potencialidades para darle a la educación un verdadero significado práctico. En una sociedad en la que los derechos del niño no son vulnerados, ni violados, no deberían existir los institutos de régimen cerrados. Eso sería un gran cambio.

¿Qué recomiendas para que la educación sea más pertinente y relevante en tu país?

Para que la educación sea realmente relevante, debe estar organizada con contenidos curriculares que favorezcan tanto a la inserción al mundo del trabajo, como a la formación profesional.

María de los Ángeles Stratta, 46 años, educadora en un Instituto de Régimen Cerrado de Menores Niñas, Merlo, Buenos Aires, Argentina.

Deja tu comentario